SEO on-page: guía completa

Actualizado: 2024-01-24
seo on page
El SEO on-page es una de las patas que sustentan una buena estrategia de posicionamiento orgánico de contenidos. Está centrada en todas las acciones que se pueden llevar a cabo internamente. Es decir, nos dice cómo posicionar nuestra página ejecutando acciones desde dentro de la misma. A lo largo de este artículo, te vamos a contar todos los pasos que debes seguir para implementar una buena estrategia de SEO on-page. ¡Vamos allá!
Empieza a ganar dinero hoy.
Inscríbete gratis

Tabla de contenido

¿Qué es el SEO on-page?

El significado literal de SEO on-page es el SEO dentro de la página. Es decir, es el conjunto de técnicas que aplicamos proactivamente a nuestra web para conseguir que aparezca en las primeras posiciones de los buscadores. El hecho de que sean acciones implementadas dentro de nuestra página hace que tengamos un control más exhaustivo de la mejora del posicionamiento orgánico que con las técnicas de SEO off-page.

Sin embargo, no podemos disociar el SEO on-page de los otros dos grandes pilares del SEO: la optimización técnica y el SEO off-page. Los tres elementos deben trabajarse de forma sincronizada y complementaria para conseguir los mejores resultados en SEO. Es decir, es importante centrarse en la optimización de cada uno de ellos por separado para que, en conjunto, funcionen de la mejor forma posible.

SEO on-page y off-page: diferencias

Lo primero que debemos tener claro para trabajar en el SEO on-page es en qué se diferencia del SEO off-page. El SEO on-page es el conjunto de técnicas que se ejecutan desde dentro de una página para optimizar las posibilidades de aparecer en los motores de búsqueda.

El SEO off-page, por su parte, es una estrategia mediante la cual los buscadores posicionan nuestra página web gracias a acciones que se han ejecutado fuera de ella. Por ejemplo, a través de enlaces en otras páginas de referencia que apunten directamente a nuestra web.

En líneas generales, el SEO off-page supone un impulso importante en cuanto a autoridad, especialmente, si las referencias a nuestra página provienen de páginas autorizadas según los buscadores. Sin embargo, el control directo que tenemos sobre estas acciones es menor. En cambio, el SEO on-page nos permite dirigir los motores de búsqueda a nuestra página de manera más controlada.

¿Por qué es importante el SEO on-page?

Uno de los principales objetivos que tienen los profesionales del SEO mediante la técnica on-page es satisfacer lo que Google “exige” a las páginas para posicionarlas: que sean interesantes para los usuarios. Es decir, el contenido de la página debe responder claramente a la intencionalidad de búsqueda de los usuarios para que Google le dé prioridad sobre el resto a la hora de posicionarla.

Para conseguir esto, hay que tener en cuenta que lo que más valora Google es que el usuario tenga una buena experiencia cuando consume los contenidos de las páginas. Y una buena experiencia pasa, inevitablemente, por encontrar contenido de interés. El SEO on-page es una práctica que permite crear contenidos de valor que coincidan con lo que los usuarios quieren consumir.

¿Cómo hacer SEO on-page?

Esta es una de las primeras preguntas que se nos vienen a la cabeza cuando queremos implementar una estrategia de SEO on-page. Y, para ello, debes tener claro qué elementos forman parte del SEO on-page y son clave para ejecutarlo correctamente. A lo largo de este artículo los vamos a explicar detalladamente, pero, grosso modo, hay 4 etapas diferenciadas en cualquier estrategia de SEO on-page:

  • Análisis de la competencia. Siempre que empezamos a diseñar una estrategia digital debemos revisar todo lo que está haciendo nuestra competencia. ¿Por qué? Porque, probablemente, nos dé una idea más realista sobre todo lo que debemos hacer nosotros también. El análisis debe estar centrado en los mismos elementos que forman parte del SEO on-page. Es decir, en aquellos elementos internos de cada página. Algunos de los puntos que debemos analizar son:
    • Títulos y metadescripciones de las páginas de la competencia en los buscadores.
    • Forma de sintetizar las URLs
    • Arquitectura propia de la página web
    • Encabezados y jerarquía de los contenidos
    • Nivel de optimización de las imágenes
    • Enlaces internos y externos
  • Investigación de palabras clave. Uno de los puntos más importantes para diseñar una estrategia SEO on-page es analizar muy bien qué palabras clave debemos utilizar en nuestros contenidos. Para ello, debemos investigar sobre cuál es la intención de búsqueda de los usuarios, el volumen de búsquedas que tiene cada palabra y si es una keyword con una competencia muy alta.
  • Estructura de la página. Los contenidos de las páginas que consumen los usuarios no solo deben ser interesantes por lo que cuentan, sino que, además, deben presentarse de forma atractiva, estructurada y coherente. Es decir, deben resultar fáciles de leer para que los usuarios los consuman por completo y, por ende, para que Google los interprete. Además, una buena estructura del contenido facilitará la indexación de la página por parte de Google, pues le permitirá comprender de forma más sencilla de qué trata la página.
  • Optimización y calidad del sitio. Una vez hemos diseñado una estructura de títulos y subtítulos, es momento de pensar cómo podemos optimizar todo el contenido con el objetivo de ofrecer una buena experiencia de usuario. Por una parte, hay que optimizar el texto. Para ello, es clave comprobar la densidad de la keyword, que la estructura responda a la intención de búsqueda del usuario, y asegurarnos de que es fácilmente legible. Por otro lado, hemos de optimizar las imágenes y recursos audiovisuales que formen parte de la página. En este sentido entra en juego la optimización técnica de los recursos multimedia, que ampliaremos más adelante.

Optimización de contenidos

No debemos olvidar, nunca, que el contenido de una página es la base principal del SEO on-page. Para conseguir un buen posicionamiento, es fundamental que el contenido de nuestra página tenga autoridad temática (topical authority). Es decir, que se convierta en un sitio web referente en determinados temas.

Debemos ayudar a los motores de búsqueda a entender cuál es el tema en el que nuestra web es una referencia, para que así pueda aparecer en las primeras posiciones con diferentes palabras clave relacionadas. Y, para ello, es importante no centrarse solo en una única keyword, sino en todas aquellas que puedan estar relacionadas y en las que también queramos aparecer en las primeras posiciones de búsqueda.

Por otro lado, el contenido de nuestra web debe ser de máxima calidad para que los motores lo reconozcan como una referencia. Para ello, es interesante echar un vistazo a las directrices que marca el propio Google para crear contenido útil:

  • ¿Hay datos de informes, investigaciones o análisis de entidades autorizadas en el contenido?
  • ¿La perspectiva con la que se trata el contenido es útil para los usuarios?
  • ¿El contenido es una mera réplica de artículos de terceros, o aporta información adicional y de valor?
  • ¿Es descriptivo y útil? ¿Tiene errores gramaticales u ortográficos que dificulten su comprensión?
  • ¿Se diferencia de otras páginas de la competencia que hablen sobre el mismo tema?
  • ¿Es el tipo de contenido que recomendarías a tus contactos o que esperarías ver?

Tras comprobar la calidad del contenido, es interesante verificar la autoridad temática del mismo. En este caso, las preguntas que deberías chequear son las siguientes:

  • ¿Las fuentes de información se citan de forma clara y están correctamente referenciadas?
  • ¿Se presenta el contenido de forma fiable? ¿Es posible determinar que la página en la que se publica dicho contenido tiene la suficiente autoridad reconocida dentro del sector?
  • ¿La persona que ha redactado el contenido tiene experiencia sobre dicha temática? ¿Está expresado de forma inteligible?

Estas son solo algunas de las preguntas de autoevaluación que podemos (y deberíamos) responder antes de empezar con la optimización de los contenidos. Las respuestas te ayudarán a verificar si el contenido que quieres optimizar es útil para los usuarios, les ofrece un valor añadido y tiene la calidad suficiente.

Si esto es así, ya estás listo para pasar a la siguiente fase: la optimización del contenido. Cuando hablamos de este concepto, nos referimos a adaptarlo a los requisitos de los buscadores para multiplicar las posibilidades de que lo encuentren y lo muestren en las primeras posiciones de búsqueda orgánica. Y, para conseguirlo, hay que saber qué aspectos modificar.

Optimización de URL

La URL de una página es la dirección web que debemos escribir para que aparezca el contenido que estamos buscando. Es, también, el primer filtro mediante el que Google decidirá la relevancia de la página. Por eso, es fundamental que esté bien optimizada y que, además, esté indexada. Es decir, que tenga los elementos necesarios para que Google la encuentre.

Para que las URLs estén optimizadas, deben cumplir las siguientes características:

  • Que sean sencillas y fáciles de entender. El usuario debe saber de qué va la página solamente con ver la URL, así que evita utilizar palabras inconexas o abreviaturas que no se entiendan.
  • Que no sea demasiado larga. Muchos gestores de contenidos, como Wordpress, utilizan la primera frase del contenido, o el título, para crear la URL por defecto. Asegúrate de modificar el “slug” para crear la URL que tú quieras. Una buena técnica es eliminar las preposiciones o conjunciones que no son imprescindibles para comprender de qué va el texto.
  • La keyword principal debe estar en la URL. Esto es fundamental para que Google vea que el tema de tu contenido coincide con la URL. Es una forma de asegurar la coherencia entre lo que anuncias en tu URL y lo que hay en el contenido de dicha página.
  • Evita los componentes de temporalidad. La idea es crear URLs que sean válidas de forma permanente, aunque el contenido se modifique. Por ejemplo, trata de no poner referencias temporales como los años, porque el contenido dejaría de tener validez cuando cambiemos de año.

Títulos

En este punto, es importante diferenciar entre el título del contenido de la página, que es lo primero que vemos cuando entramos en la URL, y el título que vemos en la página de Google, que forma parte de las meta etiquetas que desgranamos a continuación.

Volviendo a nuestra página, una de las claves del éxito de cualquier estrategia SEO on-page es que la información esté bien jerarquizada. Es decir, que al usuario le resulte fácil saber, visualmente, cuál es la información más relevante y cómo se ordena y se categoriza para que la compresión sea más sencilla y pueda localizar mejor la información que le interese más. Para ello, el título principal (encabezado) y los subtítulos son elementos clave en el SEO on-page.

Los niveles de encabezados dependerán de la extensión del contenido, aunque lo habitual es ampliar hasta 3-4 niveles. Es decir, además del título principal (H1), debería haber subtítulos H2, H3 y H4. La información que contenga el subtítulo H4 debe estar englobada dentro de la información que incluya el subtítulo H3, y así sucesivamente, siguiendo un orden de estructura lógico.

¿Cómo debe ser el título de un contenido?

  • Solo debe haber un título H1 por cada página, aunque no debería ser igual al meta título que utilicemos en los buscadores.
  • Debe ser sencillo de entender, claro y directo. El usuario debe poder decidir si responde a su intención de búsqueda solo con verlo. Además, debe resumir la información sobre la que se va a hablar en la página.
  • La keyword principal debe estar en el título, para ratificar al usuario que es el tema central del contenido.
  • Visualmente, la tipografía debe ser más grande que la del resto de subtítulos, para que sea fácilmente identificable a primera vista.

¿Cómo deben ser los subtítulos?

  • Deben explicar de forma clara cada una de las partes del contenido a las que hacen referencia, respetando siempre la jerarquía y siendo coherentes con el título superior del que se desglosan.
  • No es conveniente abusar de las palabras clave en todos los subtítulos. Procura utilizar sinónimos o palabras clave secundarias.
  • Los subtítulos H2 deben tener un tamaño de letra más pequeño que los títulos H1, pero más grande que los subtítulos H3, y así sucesivamente.

Meta etiquetas

Las meta etiquetas, que también podemos ver como elementos meta, son fragmentos de código que se insertan en una página para indicarle a los motores de búsqueda la información de referencia que les ayude a saber de qué va y qué contenido ofrece. Aunque técnicamente son fragmentos de código, no hace falta ser programador ni saber manejar el código HTML para insertarlos. Los gestores de contenido cuentan con un espacio para insertar estos metadatos manualmente, que suele coincidir, también, con la parte donde se puede modificar la URL.

Las dos meta etiquetas más importantes en el SEO on-page son el meta título y la meta descripción. Es decir, el título y la descripción que vemos sobre una página cuando realizamos la búsqueda en Google. Deben ser muy claros sobre la información de la página, porque es el primer contacto que van a tener los usuarios. A su vez, deben resultar lo suficientemente llamativos como para que decida entrar en nuestra página y no en otras. ¿Cómo conseguirlo?

  • La keyword debe estar en la primera parte del meta título y de la meta descripción.
  • El meta título no debería tener más de 60-65 caracteres, y la meta descripción no debería exceder de los 160. De lo contrario, Google lo cortará y el usuario no lo verá completo.
  • La construcción sintáctica debe ser natural. Es decir, el usuario no debería tener la sensación de que es demasiado compleja, ni de que le hablan como a un niño.

Optimización de imágenes

Las imágenes que utilices para ilustrar o complementar el texto de una página son elementos que forman parte de la misma, y, por tanto, también deben estar optimizadas. Piensa que todo lo que esté dentro de la página es información para Google. Ahora bien, ¿cómo puedes optimizar las imágenes? Presta atención:

  • El nombre de la imagen importa. Es preferible subir una imagen cuyo nombre de archivo sea descriptivo que subir un archivo llamado “IMG0001”. Además, el nombre de la imagen debe estar relacionado con la temática del contenido. Suele ser buena idea utilizar la keyword para nombrar la imagen. Puedes separar cada palabra utilizando guiones medios, igual que si fuera una URL.
  • Añade un texto alternativo. El texto alternativo (o texto Alt) es la descripción de una imagen en el código de la página. Asimismo, es la forma que tienen las personas que no pueden ver las imágenes en pantalla de saber a qué hacen alusión. También es interesante poner la keyword dentro de este texto alternativo.
  • No olvides el título de la imagen. O, lo que es lo mismo, el texto que el usuario podrá ver si coloca el ratón encima de la imagen. Como te podrás imaginar, es fundamental incluir la keyword en este atributo universal.
  • Revisa el peso. Las imágenes demasiado pesadas harán que la página tarde más tiempo en cargarse, y dificultarán la experiencia de usuario. Para evitarlo, comprime la imagen todo lo posible para reducir el peso sin que pierda calidad.
  • ¿En qué formato está la imagen? Es importante, también, revisar el formato de la imagen. Lo ideal es subir imágenes en formato JPG, PNG o GIF, si son en movimiento.

Formato del contenido

La forma en la que presentes el contenido tiene mucho que ver en la optimización del SEO on-page. Recuerda que, cuanto más usable sea la página y más fácil le resulte al usuario leer la información, mucho mejor. Por eso, hay que buscar siempre los elementos que más contribuyan a mejorar la experiencia de usuario, también en lo que respecta al formato del contenido.

Los contenidos en formato guías, listas o reseñas suelen ser los que mejor funcionan. No obstante, en cualquier tipo de contenido puedes utilizar los siguientes recursos para mejorar la usabilidad y facilitar la lectura:

  • Tablas
  • Gráficos
  • Listas
  • Viñetas
  • Imágenes
  • Vídeos

Enlaces internos

Por último, otra de las partes que componen el engranaje total del SEO on-page es la estructura de enlaces internos que tenga la página. Es decir, los enlaces dentro del artículo que redirigen al usuario a otro artículo de tu propia página.

El enlazado interno permite incrementar la autoridad de tu página de cara a Google, así que procura que los artículos más importantes tengan una buena estructura de enlaces internos. Eso sí, estos enlaces deben tener sentido y deben estar relacionados, tanto con el anchor text (el texto desde el que se enlaza) como con la página de destino.

Aspectos técnicos del SEO on-page

Ahora que ya tienes claro cuáles son los elementos que debes trabajar en tu estrategia de SEO on-page, es momento de explicar cómo optimizar tu página técnicamente. En muchos casos, los aspectos técnicos están muy relacionados con la lógica del contenido, pero es interesante saber diferenciarlos para aplicarlos adecuadamente.

Marcado schema

El marcado schema es un conjunto de información y datos que los motores de búsqueda utilizan para entender mejor qué contenido hay en una determinada página y, sobre todo, si puede ser interesante para los usuarios. Si Google entiende que hay un fragmento de texto dentro de tu página de especial interés, es posible que lo muestre en la propia página de búsqueda. Por esta razón, también se suelen denominar “fragmentos enriquecidos”, y suelen aparecer debajo del meta título y la meta descripción.

Existen distintos tipos de marcados schema en función del tipo de contenido al que se refieran. Algunos de los más frecuentes son:

  • Reseñas: es un tipo de marcado que permite ver en el buscador la puntuación sobre una página en forma de estrellas, con un máximo de 5.
  • Tutoriales: otro de los fragmentos enriquecidos más habituales es el que responda a “Cómo hacer XXX”, una de las intenciones de búsqueda que más se repiten.
  • FAQS: las preguntas frecuentes son otro de los marcados schema más habituales. De hecho, es fácil ver en la página de Google preguntas frecuentes ya respondidas y que son fragmentos obtenidos de páginas que tienen una gran relevancia y autoridad para Google.
  • Producto: cuanta más información reciba Google sobre un determinado producto, más detalles ofrecerá a los usuarios cuya búsqueda coincida con dicho producto.

En general, el marcado schema incrementa las posibilidades de que los motores de búsqueda posicionen tu página, porque consideran que es una forma de enriquecer las respuestas a la búsqueda que realizan los usuarios.

Por otra parte, incentivan que los usuarios entren en tu página web antes que en otras de la competencia. Si tu página tiene una buena estrategia SEO on-page y aparece tanto en las primeras posiciones orgánicas como en los contenidos enriquecidos, el usuario percibirá que es una página con mucha autoridad y es más probable que entre en ella.

Core Web Vitals

Google es cada vez más exigente con los requisitos que pide a las páginas para posicionarlas orgánicamente. Prueba de ello es la creación de las Core Web Vitals, un conjunto de métricas propias con las que Google puntúa a cada página en distintos aspectos relacionados con la experiencia de usuario.

Es, por tanto, uno de los filtros con los que Google decide qué páginas mostrar, que son aquellas que obtengan los mejores resultados en estas métricas. Pero, ¿en qué consisten estas métricas? Hay 3 principales:

  • LCP: tiempo en el que la página carga todos sus elementos. Esta métrica valora si la velocidad de carga contribuye a una buena experiencia de usuario o no. Para ello, toma como referencia el tiempo que tarde en verse el elemento más grande, que no tiene por qué ser el más importante. Lo ideal es que sea inferior a 2,5 segundos.
  • CLS: experiencia visual. En este caso, se valora si los cambios que se hacen en el diseño mejoran la usabilidad o no. El objetivo es que permanezca por debajo de 0,1.
  • FID: retraso en la interacción. Es la métrica más general, y hace referencia a la facilidad de interacción que tienen los usuarios con una página. No es recomendable que la puntuación sea mayor que 100.

Velocidad del sitio

Conseguir que tu página se cargue rápidamente siempre es una ventaja frente a tu competencia, porque es más fácil que los motores posicionen las páginas en las que la interacción es más rápida. Para ello, es fundamental mantener todas las imágenes y vídeos bien optimizados, porque son los contenidos que más pueden ralentizar la carga.

Compatibilidad móvil

Que las páginas se visualicen bien también desde el smartphone ha dejado de ser una opción para ser un requisito. Según los últimos análisis, casi el 60% de las búsquedas web se realizan a través del móvil, así que es fundamental asegurarnos de que nuestra página esté bien adaptada.

Herramientas útiles para optimizar los elementos on-site

Hoy en día, no es necesario tener conocimientos de programación avanzados para comprobar el estado de salud de nuestra página web, y si cumple, o no, los requisitos técnicos que acabamos de mencionar. Existen múltiples herramientas con las que podemos hacer un análisis completo que nos permita identificar qué debemos cambiar para mejorar nuestro posicionamiento on-page. Algunas de las herramientas que más se utilizan sirven para verificar:

  • El tiempo de carga de nuestra página.
  • Las keywords más interesantes o con mayor intención de búsqueda.
  • Comprimir el peso de las imágenes.
  • Comprobar la longitud adecuada del meta título y la meta descripción.
  • Generar URLs optimizadas.
  • Añadir todos los elementos para optimizar las imágenes.
  • Analizar si la página está bien adaptada para su visualización en móviles.

A continuación, vamos a explicar detalladamente algunas de las herramientas más interesantes para reforzar el SEO on-page:

Ahrefs

Esta herramienta nos permite hacer una auditoría de nuestra página y ver cuáles son los principales problemas de usabilidad que se pueden mejorar. La barra de herramientas SEO de Ahrefs es una extensión gratuita para Chrome que nos proporciona la siguiente información:

  • Un informe completo del estado SEO on-page de nuestra web (títulos, descripciones, fechas de actualización, jerarquía de contenidos, textos alternativos, etc.)
  • Informe de enlaces rotos.
  • Rastreador de redirecciones con encabezados HTTP.
  • Información sobre el país de los motores de búsqueda y la posición que ocupa nuestra página en cada uno.

Semrush

Semrush tiene una herramienta llamada On-Page SEO Checker, muy útil para saber cómo puedes mejorar tu posicionamiento desde dentro de la página. Y, también, para comparar tu página con la de los principales competidores.

Screaming Frog

La SEO Spider Tool de Screaming Frog es otra herramienta que te ayuda a identificar puntos de mejora en tu estrategia y, sobre todo, tu estructura de enlazado interno. Rastrea todas las URL de tu página y analiza los enlaces internos que hay. Después, emite un informe que te permite comprobar si el enlazado interno está bien planteado para favorecer el posicionamiento de tu página, o cómo podrías mejorarlo.

SEOZoom

Esta herramienta es similar a SEMrush, y permite hacer un análisis bastante completo de las keywords, los contenidos de tu página y cómo se muestra en los buscadores.

Yoast SEO

El plugin de YoastSEO es uno de los más utilizados en las páginas de WordPress, porque ayuda a mejorar la optimización SEO de la página. Además, lo hace de una forma muy intuitiva, mediante un sistema de puntuación de colores de tipo semáforo, e indica cómo mejorar la puntuación SEO en tiempo real.

PageSpeed Insights

Se trata de una sencilla herramienta que permite analizar la velocidad que tarda tu página en cargarse por completo. PageSpeed Insights realiza un diagnóstico rápido y muestra cómo puedes mejorar el tiempo de carga fácilmente.

Analiza tu estrategia de SEO on-site

Como ves, es muy sencillo analizar si estás implementando correctamente todas las partes que conforman una estrategia de SEO on-site. Esta práctica debe realizarse con cierta periodicidad, porque las tendencias de búsqueda son dinámicas y cambian constantemente. Por ello, los profesionales del SEO deben identificar cómo permanecer siempre alineados con las intenciones de búsqueda de los usuarios y cómo implementar los cambios necesarios en las páginas para conseguirlo.

Si tienes conocimientos más avanzados en SEO, y apoyándote en las distintas herramientas sobre las que hemos hablado, puedes realizar un primer análisis por tu cuenta. No obstante, siempre es conveniente confiar en los profesionales para diseñar una estrategia de SEO optimizada para tu página, y para mantenerla siempre en las primeras posiciones de búsqueda.

La ventaja del SEO on-site es que los cambios se pueden implementar rápidamente y siempre que quieras. De hecho, es la pata de la estrategia SEO que mejor podemos controlar, lo que pone de manifiesto la importancia de que esté siempre optimizada para mantener una buena posición.

Optimizar los factores on-page: Checklist

Tal y como has comprobado, son muchos los elementos que hay que tener en cuenta en una estrategia de SEO on-page. Por eso, es interesante recopilarlos todos en una checklist. Tener una imagen visual de todo lo que hay que revisar es muy útil para evitar que se nos olvide alguna parte importante que retocar. Algunos de los elementos que no pueden faltar en una checklist de SEO on-page son:

  • Identificar las palabras clave,
  • Comprobar que la URL esté bien definida,
  • Optimizar los metadatos,
  • Jerarquizar el contenido,
  • Optimizar las imágenes y vídeos,
  • Buena estructura de enlazado interno,
  • Comprobar la velocidad de carga,
  • Verificar la compatibilidad con dispositivos móviles.

Si quieres descargar nuestra checklist completa para saber cómo mejorar el posicionamiento de tu página, puedes descargarla a través de este enlace.

Conclusión: ¿Por qué centrarte en el SEO on-page?

El SEO on-page es una parte fundamental dentro de tu estrategia SEO para posicionar orgánicamente tu página. La complejidad que tiene es saber todos los aspectos en los que puedes mejorar e identificar cómo hacerlo, partiendo de la base de que el contenido que vas a optimizar es de valor para los usuarios. A partir de ahí, el SEO on-page es el más agradecido en cuanto a agilidad, porque los cambios se pueden ejecutar directamente desde la página.

Por lo tanto, dedica el tiempo necesario a analizar el estado de tu página y utiliza todas las herramientas que tienes a tu disposición para identificar los puntos de mejora. De esta forma, te resultará más sencillo centrar tus acciones para conseguir que tu página suba como la espuma en los buscadores.

Tus comentarios (0)
Los editores de WhitePress se reservan el derecho de eliminar los comentarios que puedan ofender a otras personas, que contengan palabras vulgares o que no se relacionen con el tema del asunto.
El administrador de los datos personales es WhitePress Publishing LTD, con domicilio social en 590 Kingston Road, Londres SW20 8DN, sus datos personales se procesan para los fines de comercialización de WhitePress sp.z o.o. y de las entidades interesadas en comercializar sus propios bienes o servicios. El objetivo de marketing de WhitePress sp.z o.o. incluye información comercial sobre conferencias y capacitaciones relacionadas con el contenido publicado en la pestaña Base de Conocimientos.

El fundamento jurídico del tratamiento de sus datos personales es la finalidad legítima que persiguen el Administrador y sus colaboradores (artículo 6, párrafo 1, punto f) de la RPI).

Los usuarios tienen los siguientes derechos: el derecho a solicitar el acceso a sus datos, el derecho a rectificarlos, el derecho a eliminarlos, el derecho a limitar el procesamiento y el derecho a transferir los datos. Puede encontrar más información sobre el procesamiento de sus datos personales, incluidos sus derechos, en nuestra política de privacidad.
Leer todo
  • Todavía no hay comentarios sobre este artículo.
El administrador de los datos personales es WhitePress Publishing LTD, con domicilio social en 590 Kingston Road, Londres SW20 8DN, sus datos personales se procesan para los fines de comercialización de WhitePress sp.z o.o. y de las entidades interesadas en comercializar sus propios bienes o servicios. El objetivo de marketing de WhitePress sp.z o.o. incluye información comercial sobre conferencias y capacitaciones relacionadas con el contenido publicado en la pestaña Base de Conocimientos.

El fundamento jurídico del tratamiento de sus datos personales es la finalidad legítima que persiguen el Administrador y sus colaboradores (artículo 6, párrafo 1, punto f) de la RPI).

Los usuarios tienen los siguientes derechos: el derecho a solicitar el acceso a sus datos, el derecho a rectificarlos, el derecho a eliminarlos, el derecho a limitar el procesamiento y el derecho a transferir los datos. Puede encontrar más información sobre el procesamiento de sus datos personales, incluidos sus derechos, en nuestra política de privacidad.
Leer más
Artículos recomendados